Esta entrada está basada en un interesante y pormenorizado artículo de Rafael Pérez Castillo en la web www.solucionesong.org que da respuesta a la pregunta inicial.


Una vez aprobado el Real Decreto Legislativo 1/2013, de 29 de noviembre, en el que se recoge el Texto Refundido de la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social. Este decreto es el que va a marcar todo lo relativo a la accesibilidad y las barreras arquitectónicas.

En la disposición adicional tercera, relativa a la “Exigibilidad de las condiciones básicas de accesibilidad y no discriminación”, de dicho decreto se establecen en el punto 1º los supuestos y plazos máximos de exigibilidad de las condiciones básicas de accesibilidad y no discriminación. El caso que nos ocupa es en apartado b.

"b) Para el acceso y utilización de los espacios públicos urbanizados y edificaciones:
Espacios y edificaciones nuevos: 4 de diciembre de 2010.
Espacios y edificaciones existentes el 4 de diciembre de 2010, que sean susceptibles de ajustes razonables: 4 de diciembre de 2017."

De acuerdo con lo anterior, los edificios e instalaciones que presenten dificultades para los usuarios, sobre todo a personas con discapacidad y/o dependiente, así como a personas mayores de 70 años, impidiendo el buen uso regular de las instalaciones,  deben estar adecuadas antes del 4 de Diciembre de 2017. La accesibilidad en comunidades de propietarios engloba también al acceso y uso de elementos comunes, tales como jardines, zonas deportivas, piscinas y otros similares.

En lo que concierne al gasto de la instalación de una piscina comunitaria accesible mediante la instalación de una silla hidráulica, la nueva regulación normativa, sobre accesibilidad universal en edificios sujetos a la Ley de Propiedad Horizontal, se encuentra en la Ley 49/1960, de 21 de julio, sobre Propiedad Horizontal –en adelante, LPH-, en la nueva redacción dada por La Ley 8/2013, de 26 de junio, de Rehabilitación, Regeneración y Renovación Urbanas, en su disposición final primera, que modifica, entre otros, los artículos 10 y 17 de la LPH.

Así esta nueva ordenación reconoce el derecho a la realización de las obras y actuaciones que resulten necesarias para satisfacer el requisito de accesibilidad universal –entre cuyas actuaciones, obviamente, se encuentra la accesibilidad de la piscina comunitaria-. Y en todo caso, las obras y actuaciones que resulten necesarias para garantizar los ajustes razonables en materia de accesibilidad universal para el uso adecuado de los elementos comunes, mencionado explícitamente la instalación de rampas, ascensores u otros dispositivos mecánicos y electrónicos que favorezcan la orientación o su comunicación exterior.

El derecho puede instarlo según la LPH, la persona propietaria de la vivienda si en ella viven, trabajan, prestan servicios voluntarios personas con discapacidad o que sean mayores de setenta años. También puede instar la realización de obras o actuaciones de accesibilidad universal, y esta es una novedad importante a partir de esta última modificación realizada, cualquier propietario del inmueble o si estas obras viniesen impuestas por las Administraciones Pública en el deber legal de conservación del inmueble.

La conclusión clara y evidente es que la accesibilidad universal se convierte en una obligación de las comunidades de propietarios por medio de los trabajos y las obras que resulten necesarias para obtenerla.

Los gastos de esas obras los sostendrán todos los propietarios del inmueble, siempre que el importe repercutido anualmente de las obras o actuaciones, descontadas las subvenciones o ayudas públicas, no exceda de doce mensualidades ordinarias de gastos comunes. Un aspecto importante a señalar es que no eliminara el carácter obligatorio de estas obras el hecho de que el resto de sus coste, más allá de las citadas mensualidades, sea asumido por quienes sean los beneficiarios y lo hayan requerido.
Si el importe excede las doce mensualidades de gastos ordinarios es necesario el acuerdo, en una junta convocada al efecto, si se adopta válidamente la comunidad quedara obligada al pago de los gastos que origine la obra o instalación - Artículo 15 apartado dos de la Ley 26/2011, de 1 de agosto, de adaptación normativa a la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, que modifica el apartado 3 del artículo 11 de la LPH-.

Ese acuerdo se adoptara con el voto favorable de la mayoría de los propietarios, que a su vez, representen la mayoría de las cuotas de participación. Y a esos efectos, se computaran como votos favorables los de aquellos propietarios ausentes de la Junta, debidamente citados que informados del acuerdo no comuniquen su discrepancia en el plazo de treinta días naturales. Los acuerdos válidamente adoptados, de esta forma, obligan a todos los propietarios.

Si quieres poner una silla hidráulica consulta nuestras soluciones www.tuelevador.com



El día 4 de diciembre de 2017 es la fecha tope para que los edificios de viviendas residenciales estén preparados para tener una completa accesibilidad para todas las personas con discapacidad motora. Esto ha sido fijado por la aplicación del Real Decreto Legislativo 1/2013 por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General de Derechos de las Personas con Discapacidad y de su Inclusión Social.

Aunque en los últimos meses muchas comunidades se han preparado para este momento, se estima que todavía existe más de un 60% de edificios que no cumplen con la ley. Estas comunidades van a tener que hacer los arreglos 'a contra reloj'.
Este acceso libre de barreras es para todas las zonas de la comunidad de propietarios. Si la comunidad cuenta con una piscina, salas comunes, jardín o garaje. Estas zonas también han de ser accesibles.

Lo ideal y lo más asequible para las comunidades es la instalación de una rampa. Esta rampa muchas veces no se puede construir ya que se necesita una excesiva pendiente para vencer los escalones.

Lo siguiente es bajar el ascensor a la altura de la calle. Esto suele suponer una obra de albañilería que muchas comunidades no están dispuestas a asumir. La mejor opción alternativa es la de los elevadores verticales. Aparatos muy cómodos y fiables. Tienen el problema asociado que abulta mucho, y para portales pequeños no es una opción factible.

Ahora vienen como soluciones,  las más comunes. La plataforma salvaescaleras y la silla salvaescaleras. La plataforma está pensada para personas con muy poca movilidad o en sillas de ruedas. La silla es la solución menos efectiva para comunidades, está más pensada para escaleras de casas unifamiliares ya que la persona que va en sillas de ruedas ha de ser levantada para poder ser transportada en la silla.

Un factor importante siempre en toda obra que se acomete en las comunidades, es su precio. Lógicamente el más barato es la rampa y los más caros el ascensor y los elevadores verticales.

Para todas estas obras los vecinos han de hacer un desembolso. La ley fija por vecino un coste de derrama (sin acuerdo de la comunidad) no superior a 12 mensualidades de los gastos de comunidad. Así por ejemplo, un vecino que pague cada mes 100 euros, estará obligado a soportar una derrama no superior a 1200 euros en total.

Ahora un vecino con discapacidad reconocida o mayor de 70 años puede exigir la accesibilidad del edificio. Si las obras están en los límites de los que hemos hablado antes, la comunidad está obligada a hacerla. Si el presupuesto se excede, hay que aprobarlo en junta por una mayoría simple de los propietarios que además representen la mayoría de las cuotas de participación

Si excede los límites el coste y el propietario que lo pide asume la diferencia, la comunidad también está obligada a realizar la obra.

En tuelevador.com puede encontrar las mejores soluciones para que su comunidad se adapte a la ley y a la obligada eliminación de barreras arquitectónicas que la ley obliga.





Con esta silla salvaescaleras finalizamos la revisión de las sillas de la marca Vimec. Hemos visto Dolce Vita, Ischia y Elba.

Capri es el modelo que consideramos más elegante de todas. Y si dudas su asiento es el más cómoda de todos.

Cuenta con una gran facilidad de uso ya que cuenta una palanca de mando situada en el apoyabrazos permite desplazamientos cómodos y automáticos. Además de los mandos en la silla, los mandos de los pisos son inalámbricos por que se pueden usar sencillamente para llamar a la silla y situarla en la posición que se quiera.

Como las demás sillas cuenta con un alto grado de seguridad para el usuario. La plataforma apoyapiés, está hecha en material anti-deslizante,  y está dotada de bordes de seguridad, que garantizan a la silla la parada automática en caso de obstáculos en el recorrido. Una vez en el piso de llegada, el asiento puede girarse, para que la persona pueda bajar con mayor seguridad y de una manera cómoda. El arranque de la silla se produce con incremento de velocidad y la llegada se produce a una velocidad suave lo que garantiza confort y seguridad.

No hace falta realizar obras arquitectónicas para su instalación, solamente la colocación de la guía y el asiento. La instalación puede realizarse habitualmente en un solo día. Se pueden elegir los colores del asiento y de la guía, para adecuarlos a la decoración de la vivienda. La guía se puede instalar tanto en la zona de la escalera del pasamanos como pegada a la pared.

Para evitar ocupar mucho espacio cuando la silla no está en uso, se puede plagar y recoger el asiento, la plataforma de los pies y los apoyabrazos.

Características:

  • Mando de movimiento: es un Joystick ergonómico: un simple gesto te permite accionar el asiento Vimec Capri.
  • El Joystick puede montarse en el apoyabrazos derecho o izquierdo, según prefiera la persona que lo utilice.
  • Sensores de seguridad: situados sobre el apoyapiés y sobre el carro, detienen suavemente el asiento salvaescaleras en caso de obstáculos en las escaleras (sistemas antichoque y anticizallado, es decir anti-corte).
  • Cinturón de seguridad: es fácil de usar, y ayuda a la persona anciana adaptándose al tamaño de su cuerpo.
  • Replegable en un único gesto: un único y simple gesto, elevar un apoyabrazos, permite plegar simultáneamente el asiento salvaescaleras, el segundo apoyabrazos y la plataforma apoyapiés, sin necesidad de inclinarse.
  • Asiento giratorio: un cómodo mando que, al ser pulsado, permite hacer girar el asiento al pie de la escalera y en lo alto de la misma, para subir y bajar en modo fácil, cómodo y seguro.
  • Mando a distancia a infrarrojos: sin necesidad de cables se puede llamar al piso inicial o al piso de llegada el salvaescaleras Capri.
  • La batería se recarga continuamente y asegura el uso incluso en caso de corte de la electricidad.





Existen dos modelos: Plus y confort. Las diferencias son estáticas y de dimensiones.

Datos técnicos:





Elba es otra silla salvaescaleras de la marca italiana Vimec, la hemos denominado como 'todoterreno' porque se adapta muy bien a todo tipo de escaleras. La guía en la que está montada esta silla salvaescaleras afronta tramos rectos, curvos y rellanos intermedios.

Como hemos repetido muchas veces en este blog, las sillas o asientos salvaescaleras son elementos adecuados para personas con discapacidad que encuentran en las escaleras un claro obstáculo para desemvolverse con normalidad en su casa o entorno.

Su diseño es muy bonito, como el resto de sus compañeras salvaescaleas de Vimec. Aparcada ocupa muy poco espacio. Cuenta con un asiento robusto y amplio de manera que puede ser utilizada por personas con exceso de peso.

Es una silla salvaescaleras muy fácil de manejar, y muy práctica. Los mandos están situados en el apoyabrazos para que le sean fácil al usuario los desplazamientos por medio de una palanca, de esta manera estos desplazamientos serán muy cómodos. Cuenta con un Joystick ergonómico: un simple gesto te permite accionar la silla. El Joystick puede montarse en el apoyabrazos derecho o izquierdo, según prefiera la persona que lo utilice. Siempre lleva una llave extraíble que habilita/inhabilita la función de movimiento.

En cada piso se puede situar un panel de mandos inalámbricos para llamar a la silla o posicionarla en el lugar que se quiera. Sin necesidad de cables, el mando infrarrojo puede llamar al piso inicial o al piso de llegada el salvaescaleras Elba.

La seguridad es otra de las características de estas sillas salvaescaleras. Elba está dotada de un sistema antichoque, anti-corte antiaplastamiento y freno mecánico de seguridad (es decir, evita que los mecanismos puedan representar un riesgo para cualquier parte del cuerpo). Tiene un cinturón de seguridad que es fácil de usar,  adaptándose al tamaño del cuerpo del usuario, con rebobinador automático.

Cuenta con una plataforma apoyapiés, robusta y en material anti-deslizante, está dotada de bordes de seguridad, que garantizan al modelo Elba la parada en caso de obstáculos en el recorrido. Se pliega para reducir el espacio ocupado en tu escalera.

Cuando se llega al destino, el asiento puede girarse para facilitar al usuario la bajada de una manera cómoda y segura. Tanto el arranque como la llegada se hacen a unas velocidades que le sean agradables al usuario.

El montaje es fácil para los especialistas, ya que el fabricante ofrece un diseño que hace posible su adaptación a cualquier tipo de escalera. La silla salvaescaleras se monta habitualmente en un día, y sin realizar ninguna obra de ingeniería, el anclaje del tazado de la guía es la única obra que hay que hacer.

La batería se recarga continuamente (tanto en la posición de llegada como en la de partida) y asegura el uso incluso en caso de corte de la electricidad.

Características:
  • Mandos de hombre presente de subida y bajada a bordo, con llave extraíble
  • Asiento girable, con material suave y fácil de limpiar
  • Mando integrado; fácil y cómodo
  • Plataforma abatible
  • Dispositivos antichoque y antiaplastamiento
  • Botón de parada de seguridad
  • Paradas mecánicas amortiguadas
  • Limitador de velocidad
  • Arranque suave
  • Sistema de emergencia en caso de apagón
  • Cinturón de seguridad
  • 2 Teclados para el acompañante con llave extraíble
Opcional:
  • Señal acústica de movimiento
  • Alarma acústica de recarga
  • Color rail negro
  • Color asiento rojo o negro
  • Funda para intemperie
  • Mandos adicionales para el acompañante



Datos técnicos


Esta silla salvaescaleras y muchos otros modelos los puedes encontrar visitando nuestra web: www.tuelevador.com

Hace una semanas comentábamos sobre ‘Dolce vita’ una silla salvaescaleras de Vimec con un diseño muy bonito y muy práctico. Esta semana hablamos de Ischia, que es un salvaescaleras muy práctico y cómodo.

Tiene dos características importantes que lo hacen diferente a otros modelos de sillas salvaescaleras la primera es que al ser plegables la mayoría de sus elementos, ocupan muy poco espacio. La otra característica es que es solo es para tramos rectos, esto limita un poco su instalación, pero también es cierto que es ideal para este tipo de escaleras, las que no tienen descansillo intermedio.

Como en general las sillas salvaescaleras, Ischia está dirigidas a personas mayores o con problemas de movilidad, pero que no necesitan moverse en sillas de ruedas. 

Se pueden instalar tanto en casa como en lugares públicos, pero dada la limitación que tienen las sillas salvaescaleras frente a las plataformas salvaescaleras está sobre todo pensadas para movilidad doméstica: viviendas unifamiliares, chalets, etc.

Como ya he dicho ocupa muy poco espacio plegada, con lo cual es ideal para espacios reducidos.
En cuanto a lo que se refiere a la seguridad, Ischia cuenta con mandos están integrados con el botón de parada de emergencia. Además, la carrocería está dotada de sensores antichoque y antiaplastamiento que permiten la parada inmediata en caso de obstáculos en la escalera. Cuenta además el equipo con un cinturón de seguridad con enrollador automático. 

En cuanto al confort de marcha, Ischia tiene cojines del asiento y del respaldo lavables y acolchados, para garantizar la máxima comodidad de marcha. Para facilitar una salida del asiento fácil y cómoda el asiento rota.

Características
 
• Palanca de mando fácil de usar
• Asiento giratorio cómodo y seguro
• La partida y llegada son suaves
• El telemando permite situar la silla al nivel elegido
• Cinco sensores que determinan la parada en caso de presencia de posibles obstáculos
• Ajuste de la anchura de los brazos y de la altura





 Datos técnicos

 

Al igual que pasaba con los elevadores Steppy y Silver que eran como productos hermanos, lo mismo nos pasa ahora con los salvaescaleras de plataforma V64 y V65. El v665 ya lo hemos analizado en este blog en el artículo 'V65, la plataforma salvaescaleras de Vimec para escaleras curvas'.

Esta vez hablamos del V64, la característica fundamental es que el V64 es una plataforma salvaescaleras para escaleras de tramo recto.

Como casi todos estos modelos de salvaescaleras es que no necesita ninguna intervención a nivel arquitectónico en la estructura ya existente y no altera el estilo de la decoración. Se monta en pocas horas, una vez fijada la guía, basta colocar el cuerpo del salvaescaleras con la plataforma y conectar la alimentación.

Es ideal para portales de comunidades de vecinos, ya que plegado no ocupa apenas espacio, y en los portales suelen ser tramos rectos de escaleras los que hay que salvar. Son unas plataformas salvaescaleras muy silenciosas y además trabajan con poco consumo de energía.

Las medidas de seguridad son máximas. Parada automática de la marcha del salvaescaleras en presencia de obstáculos. Sistema anticizallado (es decir: anti-corte, en los laterales del cuerpo de máquina y mediante las bandas móviles de la plataforma). Sistema antichoque (en los laterales del cuerpo de máquina y mediante las bandas móviles de la plataforma); Sistema antiaplastamiento (en la superficie inferior de la plataforma y en la superficie inferior del cuerpo de máquina); Dispositivo de control de carga (inhabilita el funcionamiento del salvaescaleras en caso de que la carga supere el valor admitido. Admite un máximo de carga de 300 kg.

Su práctico panel de mandos acciona todas las funciones. A bordo, de subida y bajada, protegidos contra el golpe accidental, de tipo "hombre presente" (permiten el funcionamiento sólo si se mantienen pulsados), llave extraíble y botón de parada de emergencia. En los pisos, botones de llamada que se aplican a la pared, con pulsador de parada de emergencia, interruptor de llave extraíble y función de llamada y envío a los pisos (funcionan únicamente con salvaescaleras y plataforma cerrados). Funciones de "Aparcamiento" y de "Preparado para el embarque").
Se fabrica en tres tamaños de plataforma, para adecuarse a las necesidades de las personas con movilidad reducida.
 
Cuenta con una equipación de serie muy interesante:

• Mandos protegidos contra uso accidental y activables sólo con operador presente
• Llave extraíble
• Paro de emergencia
• Maniobra manual de emergencia
• Amortiguador mecánico progresivo
• Limitador de velocidad
• Bandas de contención automáticas
• Asideros
• Topes de recorrido eléctricos de seguridad
• Dispositivos antigolpes, anticortes, antiaplasamiento
• Alarma luminosa y acústica de sobrecarga
• Preinstalación para EN 81/40
 
Siemdo también las opciones disponibles muy completas:

• Lona protectora
• Apertura automatizada
• Plataforma de dimensiones especiales
• Señal acústica de movimiento
• Señal luminosa de movimiento
• Asiento atornillado
• Columna mando a distancia
• Barras retráctiles
• Mandos via radio









Especificaciones:

Como ya hemos indicado se frabrica en tres modelos

Para ampliar información no dude en contactar con nosotros en nuestra web tuelevador.com, en el correo pedidos@tuelevador.com o en el teléfono 91 716 14 19




Steppy es otro elevador de la marca italiana Vimec. Es el hermano mayor de Silver. Si Silver estaba indicado para alturas pequeñas (3 ó 4 escalones), Steppy aumenta un poco el desnivel hasta los dos metros, unos 12 escalones.

De características similares a Silver, el diseño italiano también está muy presente en este elevador vertical que sirve de salvaescaleras o para vencer desniveles en las estructuras arquitectónicas.

Hasta hace unos años los escalones se proyectaban en los edificios con 'mucha alegría', mucha veces incluso se implementaban para dar un toque de distinción. La conciencia ha cambiado y ahora se piensa en las personas con movilidad reducida. Es por eso por lo que este tipo de elevadores mantienen el estilo de los edificios y a la vez facilitan el acceso a todos.

Su instalación puede ser tanto en interiores como en exteriores, y como es lógico es idoneo tanto para edificaciones particulares como comunitarias o comerciales.

Este tipo de elevadores tiene la ventaja ya comentada en otros modelos de no requerir obra de albañilería y de tener un coste energético muy pequeño.

Los elevadores verticales son mucho más indicadas de las plataformas salvaescaleras en lugares públicos como comercio, reestaurantes, etc. (siempre que haya espacio, por supuesto) ya que su funcionamiento es inmediato en cuento al tiempo necesario para vencer la barrera arquitectónica, al no tener que esperar para desplegar la plataforma, sino que son practicamente unos mini-ascensores: abrir la puerta y subir, eso es todo.

Al igual que todos los modelos de Vimec, las medidas de seguridad para el usuario son máximas. En concreto Steppy cuenta con sistema paracaídas, autonivelación, bajada de emergencia y dispositivo anti-apagón.

La instalación es siempre a la medida y personalizada, así lo prepara el fabricante y en nuestro caso así lo montamos en tuelevador.com. Ya que cuenta con 3 versiones y hasta 22 tamaños diferentes de plataforma. Como curiosidad podemos indicar que está instalada en sitios tan dispares como el Aeropuerto de Bucarest, la Universidad Católica de Milán o la embajada USA en Paris. Estas instalaciones no las hemos hecho nosotros, pero la de su comercio puede que sí, solo tiene que pedirnos presupuesto.

Características



Equipamiento de serie

Color puertas y protecciones gris RAL 9018
Centralita hidráulica
Mandos de presión constante tanto a bordo como en los pisos
Parada de emergencia a bordo
Llave extraíble en los mandos de piso y a bordo
Circuito auxiliar de 24 Vcc
Cerraduras electricás
Paracaídas mediante válvula automática de bloqueo
Bajada manual de emergencia para el caso de falta de electricidad
Autonivelación en el piso
Posibilidad de apertura puertas desde el exterior mediante la respectiva llave